22.8.06

Promemeteo

Siguiendo la estafeta que la querida Lilith me pasó en el tag de este cuarto de las hadas, simplemente puedo decir:

Cuando digo que lo mío es el rock, quiero decir...

Que mi mente viaja a algunos años atrás, cuando mi infancia era realmente diferente a la de muchos niños, pues lejos de escuchar a timbiriche y esas cosas plastificadas, mi tía favorita me enseñaba como peinarme con ese fleco esponjado tipo Robert Smith y ayudó a que sea la primera imagen que quisiera seguir. Me ponía canciones que eran las de "moda" en su bachilleres donde se escapaba a los "oyos punks".
Recuerdo también que una noche en la que me llevaba a mis clases de karate, aún en la primaria, pasamos por una explanada y habia una banda tocando, Heavy Nopal, y ubiqué perfectamente a un tipo con saxofón que después formó con sus hijos a las Victimas del Dr. Cerebro. También recuerdo cuan emocionada se puso al encontrar un cassette que le habia caido a sus manos con una banda chilena llamada La Ley que sonaba muy bien, ahora lamento lo que les escuchó. Recuerdo cuando sus amigos iban a la casa a buscarla y su vestimenta me parecia tan interesante que el día de brujas me emocionaba saber que era el único día en que mi tía me prestaría sus mayones con calaveritas en los costados y un sombrero negro que ahora es parte de la decoracion de mi habitación.

Digo que lo mío es el rock es porque la mejor época de mi vida, la preparatoria, me acompañó siempre un grupo de amigos que aún sigo frecuentando e intercambiabamos discos de bandas que estaban taloneando, vi como con a muchos grandes de hoy eran abucheados y apabullados y con mucha garra y enteresa siguieron su camino hasta ser lo que hoy por hoy son. Nos escapabamos de clases para ir a la prepa Fresno, a CU, al Chopo, a cualquier lugar sin un peso en la bolsa pero con muchas ganas de aventurarnos, motivados por escuchar buenos guitarrazos.

Después me nació una nueva inquietud, sentir lo que era bailar en medio de esos "circulos de paz" entre toda esa gente que sudaba junto con la banda que estaba en el escenario, gritar, brincar, desahogar esas inquietudes de adolecente que solo un buen toquin podía lograr. Dejarme llevar por la gente en un círculo de simple y sencillamente "rock" donde todos son iguales y todos disfrutan.

Crecí y con el paso de los años fui tomando experiencia de la vida y cada canción nueva que llegaba a mis manos la relacionaba con ciertos pasajes de mi vida y los hacia de esa manera indelebles en mi mente. Empecé a ir a antros, bares y el pasar una madrugada con un buen vino y un buen concierto era lo que me hacia salir de la realidad para tomar fuerza para lo que venía.

Cuando digo que lo mío es el rock, quiero decir...
Que mi primer concierto en un antro fué de Santa Sabina.
Que mi primer concierto masivo fué con Heavy Nopal.
Que mi primer descalabrada fué en un concierto de La Casta.
Que me enamoré escuchando Noches de tu Piel.
Que mi primer peda con wiskye fué viendo a Guillotina.
Que mi primer asalto fué saliendo de comprar un disco de Azul Violeta.
Que mi gran tereso era una caja con cientos de discos originales de rock.
Que mi mayor ilusión era ver, platicar y abrazar a Chava.
Que mi primer viaje sola sin familia fué a Toluca a un concierto.
Que las mejores fiestas terminaban escuchando a los Heroes del Silencio.
Que he ido a todos los vive latinos.
Que lloré por no poder ir a ver a The Cure.
Que a algunos de mis mejores amigos los conocí en conciertos.
Que me he formado para comprar boletos por horas y hasta me he quedado a dormir afuera del palacio de los deportes.
Que mis playeras favoritas son de bandas de rock.
Que mis mejores regalos han sido discos.
Que he hecho mi peor ridiculo cantando una canción de Kenny en un bar.
Que el timbre de mi cel es "Música Ligera"
Que la mayoria de las personas que admiro y extraño son músicos bandas de rock.
Que aún conservo una rosa que me dió Rita Guerrero.
Que el último concierto al que fui en el DF fué de Real de Catorce.
Que empecé a tomar cuando escuchaba rock en el coche de mis vecinos.
Que las canciones que mas me duelen y me hacen llorar son de rock.
Que aún cuando me sé canciones de otros géneros, mataría por echarme esas chelas escuchando el disco que Prometeo me tiene preparado.
Que tengo colección de fotos con músicos muy talentosos y las atesoro.
Que he recorrido toda la ciudad, sin importarme nada, solo ver a un grupo.
Que ahora que vivo en Qro, lo unico que me ha motivado para regresar a la gran Cd de Mex es un concierto.
Que todo lo relaciono con guitarras o con baterias.
Que adapto cualquier canción de banda o duranguense al rock, haciendo la voz rasposa y golpeada.
Que odio que aqui no hay estaciones de rock.
Que sigo en busca de mi angel de las sombras...
Que hoy Quisiera ser alcohól...

Cuando digo que lo mío es el rock, quiero decir... que he llorado, emborrachado, reido, disfrutado, extrañado, sufrido, gozado y sobre todo crecido ESCUCHANDO BUEN ROCK. Y esos recuerdos siguen marcando mi vida con un sello indeleble que dificilmente se podrá quitar.

Paso la estafeta a Valeria.

1 comentario:

Jose - Sito dijo...

Pocos y pocas a la Casta y la Guillotina....gran post, es un gusto y un placer toparse a alguien rocker de sepa.....es como dijera Rita, "ES COMO UNA INSOLACIÓN OJOS CERRADOS EN EL REINO DEL SOL RADIANTE"